Translate

viernes, 1 de enero de 2016

hoy vi de nuevo a santa

Mi cuento navideño (erótico)


Hoy el primer día del año y estoy en cama, no como quisiera, y si con mucha fiebre y temblando de frío sin nadie que me apapache, es lo malo de vivir solo en nuestro propio depa; tenemos toda la libertad del mundo, pero cuando estamos enfermos no hay quien nos eche ni una frazada encima.
mis amigos han de andar bien pedos o crudotes para ellos el año nuevo comienza después de mañana o hasta que las obligaciones los hagan colgar la fiesta hasta el próximo fin de año, ahorita no estan para cuidar enfermos y los entiendo, yo tampoco lo haría.
me pregunto que seria de mi hermoso santa el año pasado no lo pude esperar, pues de trabajo me mandaron fuera del pais, de última hora, y no pude estar aquí, él no supo donde andaba o estaba muy lejos para visitarme, este año igual me hiban a mandar pero me enferme un dia antes y me tuve que  quedar. Toda la semana enfermo con mucha fiebre y ni en mis delirantes calenturas apareció ese gordo sabrosos. Ya son las diez de la mañana y tengo hambre, pero no tengo nada en la alacena y mucho menos en el refri, cierro mis ojos para poderme  dormir otro rato en lo que abre alguna tienda y poder comer ......siento un calorcito rico, acarició mi almohada siento la tibieza  y su rica textura peluda... ¿peluda? sorprendido abro mis ojos y agradablemente veo que es mi querido santa  sonriéndome con su hermosa dentadura blanca y me da un tierno beso; me siento tan bien y feliz entre sus brazos. cierro mis ojos para sentir ese conford..
...
abro mis ojos y estoy solo, habrá sido mi delirio de fiebre que me hizo sentir que no estaba solo, pero mi cama está aún tibia y en desorden y yo no acostumbro a desordenarla. tal vez vino y yo tan bruto en lugar de aprovechar me quede dormido. Y así fue, pues el reloj marca las doce del día, dos horas mal aprovechadas pudiendo tener mi noche buena con el gordo y su gran macana, y me jetie a lo pendejo, ni modo un año más sin nochebuena... con el cuerpo tan dolorido mejor sigo durmiendo, pues tengo hueva hasta de mover los dedos.
siento una caricia en mis labios, abro nuevamente mis ojos y es mi barrigón preferido y le reclamó ¿que paso, donde estabas? sonriendo me señala con su mano la mesita del buro y veo un exquisito almuerzo, mis tripas gruñen sabiendo que ya hay algo que las pueda hacer feliz, pero mis ojos voltean a ver algo que me puede hacer más feliz a mi y  como fiera me lanzo a chuparle su paquete y el sorprendido me dice ¿que no tienes hambre?, pues sí, pero esto no me lo como a diario y me meto toda su macana a la boca,  la cual reaccionó y sus venas se han llenado potencialmente de sangre hirviente, lo lamo con ansiosa gula y el me acaricia tiernamente se balancea suave para que entre y salga con delicadeza. me la saca y me embarra su cabeza pelona por toda la cara siento su candente olor, me embadurna sus huevo que al pasar por mi boca los aprovechó para chuparlos, me toma con sus manos mi rostro y lo levanta hasta sus rostro y me besa siento sus caliente lengua penetrar hasta mi garganta y sus manos  recorrer mi cuerpo hasta llegar a mis nalgas y las abre, mi ano palpita ganoso, sabe lo que le espera, me mete su dedo ya ensalivado y con su otra mano acomoda mis piernas sobre sus caderas. mi culo siente el rigor de esa tranca que resbala con ese exquisito dolor que lo abre al paraíso; me deja caer suavemente, me agarra de las caderas y me sube y baja con delicadeza empiezo a gemir el me hace segunda y de lo suave y delicado nos vamos a lo sabrosamente salvaje sin parar me cambia de posición me besa por todas partes, yo igual lo abrazo lo beso, aprieto mi culo, porque se que le gusta. Después de un buen rato grita -"me voy a venir" - a lo que le contesto - "echamelos todos papa, bañame con tu leche" y por respuesta oigo un me ven....gggrtgooooooo con una agitada y pausada respiración. 
en la última posición me tenia con mis patitas al hombro y cuidadosamente se deja caer sobre mí, respira profundo y me abraza, me besa, siento todo su cuerpo húmedo al igual que el mio, estamos bañados del rico sudor de la lujuria, nos da frio, jala el cobertor para taparnos me atrae hacia el me abraza y besa con ternura, estoy a punto de cerrar los ojos, pero el rugir de mis tripas me lo impide y nos carcajeamos. acerca la comida y me da de comer en la boca, me abraza y platicamos de muchas tonterías. Me mira los ojos y me dice "me tengo que ir", lo veo a los ojos, mi tristeza no se disimula, con voz baja le digo-" no te podrías quedar a vivir conmigo" sonríe con tristeza y  me dice -sabes que es imposible, yo solo te puedo visitar en estos días y aprovecho para desahogar mi ser, pues todo el año estoy trabajando pero no dejo de pensar en ti y para mi tambien hoy es mi "noche buena". Nos damos un beso pasional como nunca, me abraza, me recuesta a su lado cierro mis ojos y me duermo cual niño contento por haber visto a santa, si me trajo mas regalos ya cuando me despierte los descubriré.
Nota hasta los dolores se me quitaron, se que mañana ya estaré bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario