Translate

viernes, 21 de septiembre de 2012

HOMOSEXUALES ¿ADICTOS DEL SEXO?

El que te guste mucho el sexo no indica que seas un adicto

Se dice que los hombres somos visuales y las mujeres emocionales, en referencia al sexo, a los hombres con solo ver imágenes sexuales la reata se nos anda poniendo dura. Por esa razón el sexo nos mueve más que a ellas y cuando ellas no son necesarias y nos topamos con otro igual, pues el sexo es más fácil, solo basta con echar un vistazo al objeto del deseo y ¡¡sobres!! A darle vuelo a la hilacha.
Muchos gays andamos, en el sexo, como perros tras la carne. Nos movemos con promiscuidad por la vida y muchas veces lo que menos nos importa es llegar a tener una relación emocional con nuestro interlocutor.

Tu gusto por provar todo tipo de "leches" no es una adiccion
mas bien es una inconciencia pues puedes terminar
 contagiado de enfermedades mortales
El sexo es el máximo placer que tenemos a través de nuestro cuerpo, pero realmente nos satisface el hecho de coger con un chingo de cabrones y no involucrarnos con alguien. En realidad nos hace felices haber tenido el sin fin de vergas en el culo o realmente es una patología que necesita ser tratada por el psicoanalista.
La cantidad de personas con las hayamos cogido en la vida no indica que seamos adictos al sexo, un adicto al sexo puede ser monógamo y nunca buscar más personas que con la mantiene relaciones. El hecho de que tengamos una libido muy motivadora y queramos sexo a cualquier hora tampoco implica que ya seamos adictos al sexo, al igual que tener gusto por la pornografía, los juguetes sexuales o todo aquello que represente algo erótico o sexual.

La cantidad de personas y veces con las que practiques el sexo no es un indicativo de padecer una adiccion
Recuerdo un día que me trasportaba a las siete de la mañana en el putivagon de Indios Verdes a Universidad, hay que aclarar que era el horario ideal para ir en dirección al trabajo y al mismo tiempo metrear, el  vagón se llenaba desde Indios Verdes y ya en 18 de marzo para que entrar esta cabrón. Ese día no fue diferente no cabía un alma o mejor dicho un puto mas. Yo quede del lado de la puerta que se abriría en la siguiente estación y realmente ya no cupo nadie.  En la esquina del vagón estaba un tipo al cual desde el instante en que  avanzo el metro otro cuate se acomodo detrás de él y le bajo el pantalón descubriendo las nalgas y  se lo empezó a coger, les saco la verga, con toda maestria, a los dos que tenia a lado de cada una de sus manos y los masturbo, a su lado más arrinconado había un cuarto que en la segunda estación ya se la había sacado y comenzaba a jugueteársela el mismo y al objeto del placer que tenían en medio, frente a él estaba un quinto personaje, que por igual se saco la verga y se la mostraba
Cuantas seran suficientes para quedar satisfechos
deseosa y bien parada, al cual le correspondía acariciándosela con las cabezas de los miembros que ya tenía en la mano. No sé si este por precoz o por qué ser acariciado con otras dos vergas le excito tanto que fue el primero que se vino soltando bastante leche con la cual baño al ansioso y dejo batido y escurriendo a lo que traía en la mano. En seguida por acción repetitiva se vinieron los otros dos y ni siquiera habíamos llegado a la tercer estación. Así como se vinieron estos tres se quitaron y otros tres ocuparon su lugar, deslizándose tan fácilmente que me sorprendí pues íbamos que no se podía ni respirar, pero ellos se movieron y acomodaron sin bronca alguna. En la estación de la Raza el metro se quedo parado un poco de tiempo por lo cual todos mostraban cara “otra vez” que se transformo en la cara del morbo del”yo quiero mirar” al oír el grito del que se estaba viniendo en ese instante, bastante escandaloso por cierto y era el  que se lo venia penetrando. Al ver que todos lo volteaban a ver, solo bajo la cabeza se guardo su escurrido pito y salió más que aprisa de donde estaba, muy fácilmente le abrieron caminito para que saliera del vagón, no sé si porque tenían miedo de que los embarrara o querían que saliera para ocupar su lugar.  Pero el lugar ya estaba ocupado con el que venía arrinconado y la acción se repitió pero esta vez agregadose un circulo de cabrones a su alrededor con ojos desorbitados viendo, yo desde mi lugar pude observar todo desde el principio y sin querer estaba dentro de ese círculo, algunos se la sacaron y vinieron muy rápido, sin que los hubiesen tocado, dejando huella de su chaqueta mañanera y se quitaron tan pronto como se vinieron. En un principio yo también me la saque. Para ese instante el tipo ya estaba empinado y también se la mamaba a algunos, cuando este tipo me la quiso tocar y verle la mano toda llena semen me dio asco y mejor me retire, además ya estábamos próximos a llegar al metro Hidalgo y ahí me tenía que bajar. En el camino que me faltaba para llegar a mi lugar de laboro me quede pensando en la escena. Realmente parecíamos perros en brama y me alegre de no haber sido tocado por nadie, pues imagínense en esa mezcla de mucho semen y secreciones el caldote de virus que podía haber ido. Reflexione y el pobre tipo me dio lastima ¿en dónde estaba su autoestima? Y sobre todo ¿el sexo seguro?, pues ninguno de los presentes saco un condón y el mucho menos, era tanta su obsesión que solo se dejaba llevar por su instinto pasional. De envalde tanto dinero gastado en publicidad del sexo seguro. Si ese era su proceder de todos los días lo más seguro es que ya estuviera contagiado de algo o ese mismo día lo estaría. no estaba conciente de que el hecho de estar contagiado con un virus no significa que ya no tienes riesgos muy al contario hay que tener más cuidado pues se corren otro tipo de complicaciones y quizá más peligrosas.


Si el andar buscando o practicando sexo hace que te olvides de hacer cosas
importantes de tu vida, es momento de buscar ayuda
Esto me sorprendió tanto y no por espantado, pues en el putivagon se ven tantas cosas y muchas de las veces nosotros somos protagonistas de estas acciones, mi sorpresa más bien era el pensar si este tipo realmente obtuvo placer físico, porque mental yo creo que sí, pues muchos tienen esas fantasías de ser objetos y que se los cojan todos cuanto puedan y mas en medio de un tumulto de cabrones deseosos. Yo realmente no puedo asegurar que no haya obtenido placer, quizá sí, y hasta tenga una gran anécdota para contarle a sus cuates, pero ¿el seria un ejemplo de un adicto al sexo?, ¡NO! sobretodo si quedo feliz y satisfecho.
Se dice que no importa con cuantos tengas sexo y si todos juntos o no, la cantidad no determina una adicción. Más bien una adicción se observa cuando la persona queda con culpas, se lastima física y emocionalmente, y les afecta en otras facetas de su vida, como en el trabajo, en su relación a nivel social. Una adicción siempre presenta los mismos síntomas no importando a que seas adicto;  comida, alcohol, drogas o sexo una adicción te daña cuando ya no tienes un control para detenerle y te afecta en tu vida. El tener el gusto por el sexo,  la libido muy alta, y tu capacidad física adecuada para hacerlo y al termino quedas feliz y contento, no hay ningún problema.


Cierto que la carne nos apasiona, pero todo tiene su tiempo y su dizfrute
Los gay tenemos una pasión por “la que se pone  Dura” y eso no es malo mientras la gocemos sin que nos afecte y sobre todo debemos conocer nuestro cuerpo y saber si realmente estamos obteniendo placer, pues hay quien dice no sentir nada al ser penetrados, les da asco mamar el pescuezo del ganso y cuando quiere penetrar nomas no se les para, entonces su problema es otro y quizá ni gay sea aunque le guste  pintarse los labios y usar medias de red.
Cierto que sin sexo la vida no sabe y hay que saberlo gozar sin que nos cause problemas emocionales



3 comentarios:

  1. Este relato del metro se me hace que es puro cuento, a las 7 am en el metro solo van puros muertos de hambre que tienen que trabajar como negros. Lo creería si fuera el relato de una orgía gay, que las hay así y mejores. En el metro si se da algo es en la noche y con poca gente, en el vagón de los putos. Ahí si te creo, una noche un chavo me la mostró, me fui a mamársela, y de una estación a otra se vino en mi boca. Yo como buen puto adicto a la leche de macho, la saborie y me la tragué todita.

    ResponderEliminar
  2. Que desagradagle es que te expreses de esa forma de las personas que tenemos que trasportarnos por las mañanas a laborar. Con tu comentario solo demuestras tu ignorancia de los hechos, pues aun siendo muertos de hambre, como refieres, tenemos gustos y placeres que satisfacer. El relato es real y te puedo asegurar que en las manañas como en las noche se cachondea igual o quiza mas por las mañanas que tenemos todas las fuerzas y ganas de hacerlo, que en las noches que quiza vengamos cansados y fastideados del trabajo. y no necesariamente necesitas ir con poca gente a tu alrededor, para tener actos cachondos, pues es mas excitante tener a un monton de cabrones a tu alrededor deseando ser tu mientras te vas cogiendo al de adelante. Por ultimo, si eres un traga leche de verga como dices te recomiendo que lo hagas con vergas conocidas,de las cuales sepas que son sanas y no te contagien, pues de estos actos inconcientes estan llenos los panteones.

    ResponderEliminar
  3. soy de rol versátil mas pasivo serio y discreto, soy blanco, alto , peso promedio, ojos negros , cabello corto negro, soy higiénico, graduado universitario, vivo con mis padres, mi familia nada sabe, mi edad es 34 años, sitio para un encuentro privado no tengo. para contactarme mi numero de celular 0416-7927794 Maturin Edo monagas , venezuela
    facebook:
    http://facebook.com/ronaldjose.martinezrondon

    ResponderEliminar