Translate

viernes, 13 de junio de 2014

La importancia de saber mover el culo

A poco no se les antoja estar así meneando el trasero
Dice un dicho “tantos años de puta y no saber mover el culo” ¡esta cabrón! Pues sí. Yo lo acomodaría si vas hacer ser puto hay que saber mover muy  bien el culo. En el andar el camino de la puterìa, el ligue y la metreada se topa uno con tipos que por muy atractivos que sean y tengan la gran verga no mas para el sexo no dan una. Es común encontrarse a tipos que para ellos coger es nada mas meter la verga en el ano, venirse y ya estuvo. Recuerdo mi primer experiencia yo ignorante esperaba una buena cachondeada de preámbulo a la pasion, no sabía si había que llevar un rol de activo o pasivo, total que mi contrincante se apuro por metérmela y nada más, al expresar que me resultaba aburrido, lugar de preguntar o tratar de hacer más emocionante el asunto se apuro por venirse y adiós; después hasta por teléfono me rechazo. En fin mi primer y mala experiencia, lógico que después aprendí y ahora si no se saben mover yo hago todo lo posible porque la gocemos juntos.
Cuando uno sabe lo que quiere,
 busca uno como obtenerlo y gozarlo
De que depende el saber gozar un buen sexo, pienso, que lo primero es que estés bien aceptado y sepas lo que quieres, hay quien dice estar bien aceptado y hasta muestra su homosexualidad en sociedad pero a la hora de la intimidad pues no mas no se acomodan o no aceptan el estar cogiendo con alguien de su mismo sexo, para ellos el tener pareja se queda con el amorcito de manita suda, de besitos cursis, miraditas tontas y parale de contar  ¡hasta ahí llega todo! y le dan la vuelta al ejercicio ejecutorio en la cama. Existen quienes dicen ser homosexuales y en la cama no quieren besos, solo que se las mames  pongas el culo para que te penetren y nada de cachonderías no te besaran y mucho menos te la mamaran. Se reconocen homosexuales pero no se aceptan, todavía cargan culpas por coger con otro hombre, casi te dicen “es que mi mami no me da permiso dice que es pecado y nos estamos condenando al infierno”, ¡¡si hombre!! Si por ser putos ya nos estamos condenando al infierno, según los moralistas y religiosos, pues yo diría a hacerlo bien y condenarnos con creces, ¡¡¡y a gozar que al infierno nos van a llevar!!!.
Cuando sabes que esto es lo que te gusta:
 lo queremos así: sabroso y empinadito
 para darle rienda a la pasion
 el sexo en cualquier tipo de pareja es muy importante y en nosotros los homosexuales mucho mas, recuerdo en algún intento de pareja el tipo me decía cuando yo le proponía ir a coger “y que tal si después de tener sexo me das la vuelta” esto lo decía, porque según él era virgen, yo   le contestaba que era más fácil darle la vuelta por no tener sexo que por tenerlo, y así fue, después de insistir un poco le dije a dios con todo y su virginidad pues para mí su virginidad no tenía ningún valor y si nos hubiéramos enriquecido mucho con un buen sexo, pues no hay nada más placentero que darte una buena cogida y te den ganas de repetir cuantas veces sea posible con ese mismo tipo.
Tan rico que es tener al hombre amado frente a frente
y sentir esa caricia de piel a piel
A lo mejor existimos personas que somos muy sexuadas y nos encanta el sexo, en lo personal el sexo es primordial y si lo hago con alguien a quien amo estará  perfecto; pienso que esta pasión es lo suficiente sin caer en la exageración pues no ando pensando en coger todo el tiempo,  para mí también son muy importantes muchas otras cosas como la convivencia, los detalles, la ternura, el apoyo, la admiración, etc. de igual manera que el sexo, nada tiene más valor y si todo en su conjunto. Me es muy grato que después de un día de paseo por la calle, de una visita de museo, de un buen concierto lleguemos a casa y nos dejemos llevar por la pasión y nos tomemos en la mesa, la cama en piso o donde sea, como dice la canción o dormirnos placenteramente y en la madrugada la manita exploradora alborote nuestros seres y le demos rienda suelta al placer. Les diré que algunas veces ni es necesaria la penetración goza uno tanto con los besos, los abrazos, las mamadas, hasta que nos venimos, algunas veces no,  terminamos placenteramente cansados y nos echamos la dormidita final bien empiernados para iniciar el nuevo día con una sonrisa. Pero eso se debe a que ambos nos deseamos y no tenemos prejuicios de coger con un igual, no nos limitamos en nada tampoco nos prohibimos ni nos inhibimos con nada en el sexo, nos entregamos con mucha libertad deseosos de gozar y disfrutar esa buena cogida.
 
No es posible negarse a sentir
esa caricia rasposa, de una barba crecida,
y una caliente  y húmeda lengua
recorriendo  tu hoyo del placer

Ser homosexual no marca una diferencia con los heterosexuales, simplemente la diferencia radica en que lo hacemos con un igual, hasta las posiciones son iguales o mejores, solo que aquí no es un pene con una vagina aquí son dos penes y dos anos. Es lo mismo tener ese deseo despertar la libido y  hacerlo,  hacerlo con todas las ganas posible y con el objetivo de quedar sonrientes y satisfechos ambos, después de una desbordada pasión y una deslechada increíble.
 Hasta la próxima y no se detengan por  nada al momento en que les propongan una cogida que puede llegar a ser algo inolvidable.


Les dejo esta postal para que lucubren y fantaseen con esta ricura ya puesta en la cama

1 comentario:

  1. Pienso igual que tu, si hay quimica entre tu y tu novio, pues se coge mas rico.

    ResponderEliminar